Ángel de DIOS, bajo cuya custodia me puso el señor, 

con bondad infinita, ilumíname, defiéndeme,

guíame, protégeme en este día y siempre,

Amén.